Ice cream 3 header.png

Las vocales en quechua

Cerrón-Palomino (1987) señala que “el vocalismo del quechua está formado por un sistema triangular mínimo consistente en dos vocales altas /i, u/ y una baja /a/” (pág. 253). Al respecto, los lingüistas y estudiosos del quechua reconocen la existencia de tres fonemas vocálicos: /a, i, u/, tal como fue reconocida en Bolivia mediante el Decreto Supremo Nº 20227 de 1984.

Es menester considerar que esta definición es desde un estudio fonémico del quechua, es decir, desde el valor de los fonemas. En cambio, desde el punto de vista fonético, las vocales pueden realizarse de distintas maneras, de modo que la /i/ puede realizarse como [i], [I], [e] o ; la /u/ ocurre naturalmente como [u], [U], [o], [O];  en el mismo sentido, la vocal /a/ suele realizarse como [a] anterior o  posterior.

En ese contexto, la fonética describe las realizaciones concretas de los sonidos sin tomar en cuenta si es fonema o alófono; no obstante, la fonémica o fonología estudia las unidades mínimas de sonido que distinguen significado. Representamos aquí el valor fonético [ ] con corchetes y el valor fonémico / / con bárras oblícuas:

Esta diversidad de vocales permite pronunciar la palabra /uqi/ de seis maneras , pero no cambia de significado. No obstante, en castellano, si modificamos la /i/ por /e/ como ser “misa” y “mesa”, o cambiamos la /u/ por /o/ en palabras “sucio” y “socio”, habrá otro significado. En consecuencia, resultan dos palabras de significado distinto. Entonces, las vocales con capacidad de distinguir significado en castellano son cinco /a, e, i o, u/; en quechua son solamente tres /a, i, u/. Por lo tanto, estas tres vocales del quechua tienen valor fonémico; las restantes puramente de valor fonético. El argumento fonémico fue la base para construir el alfabeto quechua.  

Teófilo Laime, 2018. Lingüista boliviano y autor del diccionario de quechua sureño.